Pastaza con su encanto natural, debe  defender  la vida que Dios la regaló

 

Siempre como que corremos detrás del tiempo y no le alcanzamos, quisiéramos ir delante del tiempo, pero siempre se nos quiere  adelantar y muchas veces lo consigue. Dicen que hay algunas personas  e instituciones que con sus ideas se adelantan al tiempo, otras que llegan  tarde , reformas ,proyectos, planes no faltan, pero será que nuestra mente no avance a ver un futuro que necesita preverse y eso necesita intuición ante los signos de una realidad acelerada como la nuestra,  no es fácil y en estos tiempos menos saber que ritmos debemos llevar y que rumbo debemos seguir .

 

            Ciertamente la mayoría de la gente se deja llevar por la corriente del momento, por las modas y prefieren que se lo den hecho. Otros no, prefieren ser originales, romper esquemas, buscar algo nuevo , soñar y ver más allá para que lo que está por venir sea lo mejor.

 

            Cuando a alguien se le confía una gran responsabilidad en que su actuar repercute en otros, esto exige pararse y contemplar que es lo que le han encomendado y revisar cómo se va haciendo el camino, si se cumplen las esperanzas que otros han puesto en uno, cuando le eligieron para una misión especial. Igualmente quisiéramos ver  en estos 59 años  de nuestra provincia, pararnos y contemplarla en lo que debe ser.

 

 Hoy al celebrar el 59  aniversario de nuestra provincia

 

Es bueno echar una mirada atrás  y hacer memoria  del recorrido. Después de 59 años hemos pasado ya  el umbral del  tercer milenio y  en este siglo 21 que nos encontramos, en  el siglo de la tecnología, de la velocidad y  de la imagen, en una época  que nos acelera, pareciera sentirnos presionados a querer correr por encima de posibilidades reales,  queremos experimentar saltos mortales y deportes extremos pero sabiendo los riesgos, hacer crecer a las platas por encima del tiempo natural,  aplicar elementos que por encima de los asombros  externos sin embargo pueden  degenerar la propia naturaleza con la que nacieron , de modo que se pierde el equilibrio y la sabiduría  que da la contemplación , no es lo mismo caminar  que correr .Es el factor tiempo el que da la madurez a las personas y a los frutos.

 

                             

 

            Mirando nuestra provincia de Pastaza , es una tierra paradisíaca, podemos  contemplar su bello  paisaje  donde la retina de nuestros ojos puede retratar la mano del Creador, en la exuberante vida de la naturaleza, donde el agua corre sin barreras, las plantas y los arboles  crecen  y crecen a su ritmo natural,  entre la caricia de la lluvia y el sol, es el milagro creador de Dios que esta a nuestro lado  para verlo cada día y quizá no lo sabemos apreciar.

 

Cuando nosotros queremos saber mas que la madre naturaleza nos equivocamos, y pagamos las consecuencias o las pagaran las generaciones venideras hay que cosas que solo se aprenden contemplando  y la madre naturaleza es maestra que nos enseña todos los días la lección.

 

            Cuando el Papa Francisco  convocó  un Sínodo para  la Iglesia universal , sobre la Amazonia nos está recordando que estamos en emergencia, si seguimos indiferentes  al ritmo que vamos devastando la casa común que es la tierra de la cual la Amazonia es su pulmón.

 

En ella vive la mayor biodiversidad del planeta y allí sobreviven las cosmovisiones más ancestrales  de nuestra Historia , la cuenca amazónica tiene la quinta parte del agua dulce de nuestro planeta  la mitad de los animales y las plantas de todo el mundo vive aquí, y esta riqueza de la selva y los ríos  está amenazada, y junto con ella la identidad de los pueblos  que viven en ella , su lengua y su cultura. ¿Qué hacer ?

 

            Decía el Papa Francisco:” La cultura dominante del consumo y del descarte convierte al planeta en un gran basural, Un modelo de desarrollo anónimo ,asfixiante, sin madre ,y solo obsesionados por el consumo y los ídolos del dinero y del poder. Proteger  a sus pueblos originarios y sus territorios es una exigencia ética

 

Los pueblos amazónicos son la memoria viva  de la misión que Dios nos ha encomendado a todos : cuidar la casa común. La defensa de esta tierra no tiene otra finalidad que no sea la defensa de la vida.”

 

 

 

Hoy queremos pedir a todos  gobernantes y gobernados que seamos corresponsables  con esta tierra que nos vio nacer y  crecer, escuchar los gritos de la selva ,curar sus heridas  e iniciar un nuevo camino, en el que Pastaza sea ejemplo  de una ecología integral, donde tierra y hombre son las dos caras de la misma moneda, ello implica una conversión personal y comunitaria , con un vinculo entre lo social y ambiental, todo esta  interconectado

 

            Que Dios que nos regalo la vida  y la amazonia la sepamos cuidar, ella es fuente de vida en el corazón de la Iglesia y del mundo.

 

 

 

Pastaza esta ubicado en una situación estratégica privilegiada, en el centro de la Amazonia. Eje central de la amazonia ecuatoriana ,cruce de caminos y puerta para llegar a los lugares más recónditos de la más grande biodiversidad amazónica

 

Hoy queremos también recordar que esta provincia de Pastaza, donde la fe cristiana llegó hace 130 años  con los primeros misioneros, sigue siendo luz evangelizadora  y semilla de grandes organizaciones internacionales en defensa de la vida en la Amazonia  como la REPAM, la Misión de nuestra Iglesia siempre  ha estado comprometida  con las causas de los pueblos amazónicos   donde los misioneros  dan su tiempo y su  vida por los mas pobres  incluso en algunos lugares hasta el martirio. Agradecemos la vida de la fe que ellos sembraron .

 

            También agradecer a cuantos de diferentes maneras han contribuido al progreso social  de nuestros pueblos en la provincia. El territorio y la cultura son parte de la vida del hombre, y juntos debemos protegerla  y defenderla. que el Dios de la vida nos siga bendiciendo en estos 59 años de camino  como provincia , que Dios de la sabiduría a los que la gobiernan y a todos salud para contemplar su crecimiento.   

 

 

 

 

 

 

-- 

Monseñor Rafael Cob Garcia