Para realizar un buen trabajo que garantice la eficacia de este Sínodo ,se ha vuelto a reunir la comisión pre sinodal que fuera elegida por el Papa Francisco  en Manaos  con el cardenal  Lorenzo Baldesseri  secretario  del Sínodo, en un segundo encuentro, con ese espíritu de dialogo y comunión con el cual convocó el Papa este Sínodo, con la colaboración de la REPAM que esta organizando en los territorios amazónicos las asambleas territoriales materiales que serán enviados a través de las Conferencias episcopales  a la secretaria general del Sínodo.

El cardenal Lorenzo, hizo alusión al camino ya recorrido después de la primera reunión presinodal de la Comisión del Sínodo con el instrumento laboris que se aprobó en Roma, insistiendo que veamos apuntando al objetivo común de identificar los nuevos caminos para la evangelización de la Iglesia universal y  de esta porción del Pueblo de Dios especialmente de los pueblos indígenas , pensando en la crisis de la selva  amazónica ,pulmón de vital importancia  para nuestro planeta.

Teniendo muy en cuenta que nuestra mirada va mas allá de las fronteras amazónicas en otros territorios con problemáticas similares a las de la Amazonia. Sabemos que  las reflexiones de este sínodo se enfocan  a la iglesia universal y también al futuro de todo el planeta.

Recordando las palabras del Papa Francisco  en su última exhortación apostólica: Episcopales Communio, sobre el sínodo de los obispos, recordando que los obispos son al mismo tiempo maestro y discípulo. Anunciando a sus fieles la palabra de la verdad en nombre de Cristo cabeza y pastor .Pero también de discípulo cuando se pone en escucha de la voz que habla a través de todo el pueblo de Dios, por eso el obispo camina como pastor delante ,en medio y detrás, para hallar nuevos caminos.

Fue un encuentro,1.- para compartir pasos dados, 2.-viendo avances en el proceso de consulta,3.- dificultades más significativas en el proceso y 4.- horizontes y perspectivas de futuro que se abren en el proceso de consulta del sínodo.

Escuchando también algunas sugerencias para preparar el momento de discernimiento, preguntándonos ¿Qué Sínodo soñamos, queremos y esperamos para la Amazonia y el mundo?

 

Los obispos de la amazonia apoyamos el proceso sinodal  y acompañamos con nuestra presencia las asambleas territoriales  las cuales  1.-van dando a conocer a nuestro pueblo la riqueza de la ecología de nuestra amazonia.2.-igualmente es importante reconocer los derechos de nuestros pueblos amazonicos.3.- debemos ayudar a defender los territorios de nuestros pueblos ancestrales-4.-debemos aprender a convivir en la amazonia

Las distancias geográficas en la Amazonia dificultan el crecimiento  cristiano de nuestras comunidades especialmente al carecer de la celebración eucarística. Y la falta del clero nativo en nuestras jurisdicciones nos hace pensar en nuevos planteamientos y alternativas  en la atención y pastoral de nuestras comunidades, una Iglesia más ministerial .

También  se resaltó  especialmente  el papel de la mujer en la Iglesia especialmente la mujer consagrada en las zonas de misión ad gentes. la que la misma Iglesia le ha de reconocer él incansable trabajo de vanguardia que realiza en la evangelización de los pueblos.

Con el sínodo se ha despertado un dinamismo grande de sinodalidad, de unidad y de dialogo en todas nuestras jurisdicciones, que favorece una pastoral de conjunto.         

Ante la pérdida de la identidad cultural, especialmente por las jóvenes generaciones, debemos hacer  valorar mas las culturas y lenguas propias  en nuestra celebraciones.

 

Se necesita una nueva metodología para que el pueblo conozca la encíclica , Laudato Si, base de una ecología integral.

El pueblo debe ser sujeto del proceso sinodal.

Cada jurisdicción eclesiástica debe ver este Kairos de la Amazonia para la Iglesia Universal.

Debemos asumir un profetismo en la Iglesia y una espiritualidad amazónica de comunión interna, local, regional y universal.

Vienen tiempos difíciles pero llenos de esperanza para la Iglesia y la preparación de este Sínodo lo demuestra en nuestras comunidades. Después de 50 años del Concilio  Vaticano II, caminar por nuevos caminos, hacer propuestas que abren procesos, los cuales representan horizontes nuevos en la Iglesia  para una nueva época.

 

                                                                                           

Estamos en vísperas de una Iglesia nueva, los pueblos amazónicos piden a la Iglesia  su ayuda y su opción preferencial por los pobres.

Entrar en una Escucha de la nueva voz, la voz de la Amazonia, de la integración entre la creación y los pueblos que la habitan, con un dialogo, con mucha seriedad y humildad ,una voz antigua que no estamos acostumbrados a escuchar.

Si se quiere una Iglesia Indígena  y amazónica debemos :

1.- Concientizar a nuestros pueblos  de la riqueza de los valores culturales  y de la biodiversidad amazónica.

2.-Prevenir de las amenazas de cuantos quieren destruir la vida de la naturaleza y de sus pueblos que la habitan, para ello debe ser una Iglesia profética que anuncie y denuncie. Educar a nuestro pueblo en el cuidado de la casa común nuestra tierra.

3.-Celebrar con una Iglesia más ministerial y menos clerical, descubriendo más la riqueza del sacerdocio común, mas caritativa y participativa, optando por un clero propio con una diversidad en su formación y preparación sacerdotal según las necesidades y desafíos de la realidad

Queremos una Iglesia universal capaz de considerar la complejidad amazónica

Queremos una Iglesia que responda a las exigencias pastorales de la realidad

Queremos una Iglesia con solidaridad misionera en la Amazonia con ayuda de sacerdotes misioneros, religiosas misioneras y laicos misioneros.

El sínodo  con clara dimensión profética, ascética, mística y escatológica.

Ante la Globalización, el sínodo debe saber valorar lo que el evangelio he hecho en otras culturas y moldear. CELEBRAR la vida de la fe y religiosidad de nuestros pueblos

 

                                                                                            

¿Qué pasa después del Sínodo?

 1.-recuperar capacidad de escucha.

2.-fortalecer la capacidad de contemplar.

3.-salida misionera, a llevar la buena noticia-a los más alejados

Que Dios creador  ilumine con su Espíritu  la acción que el Hijo  nos dejo con los valores del evangelio. Para que su mandato misionero llegue con su vida a todos los pueblos.

Rafael Cob 

-- 

Monseñor Rafael Cob García