Después de una semana que la Virgen del Cisne ha recorrido las parroquias de nuestro Vicariato de Puyo en su primera visita que realiza a la provincia de Pastaza y cantón Palora. El pueblo de Puyo se concentró este domingo en el complejo deportivo México para despedir la Imagen que regresa a su santuario de Loja.

 

Agradeciendo a la Virgen por su visita que como madre realiza a esta parte del Oriente Ecuatoriano, agradecimiento lleno de cariño y esperanza por sus devotos. El obispo de Puyo acompañado de los sacerdotes del Santuario de Loja P. Fausto y del P. Jaime rector del nuevo santuario de la Virgen del Cisne que se esta construyendo en el Km 16.

 

 

Presidió la solemne Eucaristía agradeciendo a los priostes todo el trabajo organizativo que junto con el P. Jaime han hecho posible el desarrollo de esta visita misionera de la Virgen, agradeciendo a todos los devotos que ha colaborado con su limosna mediante la cual se seguirá construyendo el santuario.

 

 

El Obispo invitaba en su homilía a los devotos, además de agradecer a la Virgen, comprometerse como ella, a tener en nuestra vida, un espíritu misionero, saliendo como María a llevar la buena noticia del evangelio, compartiendo y viviendo nuestra fe con coherencia amando a Dios con todo el corazón y practicando la caridad con el prójimo necesitado.

 

 

Terminado con tres palabras. Invocar a María en los peligros. Contemplar a María en el dolor, Caminar con María cada día como el camino que nos lleva a Jesús.

 

 

Entre cantos y aplausos el pueblo despidió a la Virgen, una experiencia histórica e inolvidable, sabiendo que ella en su espíritu se queda con nosotros.