El sábado 25 de octubre se realizó según el cronograma de las Santas misiones Populares una gran peregrinación en que cientos de personas se trasladaron a la ciudad de Baños para celebrar con la Virgen del Rosario una fiesta de fe misionera.

 

Próximos a concluir este mes de octubre mes de las misiones y del rosario los participantes de las distintas zonas pastorales del Vicariato de Puyo con sus respectivos párrocos, salieron en caravana desde Puyo en la mañana temprano, y llegados a la ciudad de Baños, les esperaba el Obispo de Puyo con la Virgen del Rosario de Agua Santa, se inició la procesión con la Virgen peregrina rezando el rosario hasta el santuario. Con gran devoción los peregrinos hicieron el recorrido y pidieron a la Virgen sus favores, por sus familias, por la paz del mundo y el fortalecimiento del espíritu misionero en nuestras parroquias.

Llegados a la basílica llenaron el templo a rebosar, se inicio al santa misa presidida por el Obispo de Puyo, Mons Rafael Cob concelebrada por los sacerdotes misioneros de las distintas zonas pastorales. En la homilía el Sr.Obispo les felicitó por su participación masiva, les animó a seguir en las santas misiones populares, proyecto pastoral del VAP, con las tres ideas centrales del mensaje de la palabra de Dios. 1.-Vivir la unidad en la Iglesia con Maria 2.Servir en la Iglesia con Jesús 3.- Convertirse en discípulos misioneros con la fuerza del Espíritu Santo. Igualmente recordó los dos desafíos de la Iglesia en Ecuador, reflexionado esta semana por los Obispos reunidos en Asamblea General. La Familia y la Educación de los niños y los jóvenes. les poníamos a los pies de la Virgen para que ella como madre amorosa interceda ante su hijo y nos acompañe en la vida de cada dia dar los frutos que Dios espera de nosotros.

Se culminó la celebración cantando la salve a la Virgen y recibiendo la bendición solemne. Después las zonas pastorales se reunirían para almorzar y pasear por la ciudad, regresando en la tarde, felices a la ciudad de Puyo cumpliendo con la madre de los cielos quien sigue acompañando a su Iglesia.

Felicitaciones a los organizadores por esta gran peregrinación que Dios les bendiga y fortalezca su fe misionera.