El domingo 11 de enero, fiesta del Bautismo del Señor, los niños de la Infancia Misionera del VAP, celebraron su fiesta, iniciando con la solemne eucaristía en la catedral de Puyo, presidida por el Sr.Obispo, Mons. Rafael Cob García, y acompañado por el delegado diocesano de misiones, P. Juan Fernando Restrepo. Los niños, junto con sus animadores y algunos papás, llegados de las distintas parroquias, llenaron el templo y dieron un gran colorido con sus globos y caritas pintadas.

 

El Obispo les felicitó en este día por su espíritu misionero y solidario con los niños del mundo, recordó en este día el gran regalo que Dios nos ha dado con el Bautismo, que nos hace cristianos e hijos adoptivos de Dios y nos regala la fe, les invitó a preguntar a sus papás qué día fueron bautizados y si alguno todavía no estaba bautizado, pidieran a sus papás que lo pidan para ellos, pues no puede perderse este gran regalo que Dios nos da para todos sin distinción.

 

Además, Mons. Rafael Cob les recordó las tres cosas que no deben olvidar como niños de la Infancia Misionera, con los eslogans: “De los niños del mundo siempre amigos”, “De Dios Padre que nos ama, siempre hijos y “De la Iglesia para el mundo siempre misioneros”.

 

            En el ofertorio ofrecieron su colecta por los niños que sufren en todo el mundo. Después de la misa iniciaron su marcha por las calles de Puyo hasta el Coliseo de la Unidad Educativa Pompeya, donde  desarrollaron un bonito programa lúdico y festivo. Felicitamos a todos los animadores de Infancia Misionera e, igualmente, a los papás que envían a sus hijos a este medio que la Iglesia ofrece para ayudar en la fe a los más pequeños, los niños.