ES UNA INSTITUCIÓN DEL VICARIATO APOSTOLICO DE PUYO, QUE SE OFRECE A LOS NIÑOS Y JÓVENES QUE MANIFIESTAN ALGUN INTERÉS POR EL SACERDOCIO, UN PROCESO DE FORMACIÓN INTEGRAL SIN SACARLOS DE SU PROPIO AMBIENTE.


MEDIANTE DIFERENTES EXPERIENCIAS PASTORALES BUSCA ACTUAR SOBRE CUATRO DIMENSIONES:


† HUMANO COMUNITARIO

† ESPIRITUAL

† INTELECTUAL

† PASTORAL

EXPLIQUEMOS CON UN POCO MAS DE CLARIDAD.

EL SEMINARIO MENOR AMBIENTAL, ES UNA INSTITUCIÓN, CON UNA ORGANIZACIÓN BIEN DEFINIDA, CON UN PROYECTO DE FORMACIÓN Y CON ELEMENTOS QUE FAVORECEN LA CONCIENCIA DE PERTENENCIA.

  • EL OBISPO
  • EL RECTOR
  • LA PASTORAL VOCACIONAL DEL V.A.P.
    EL PÁRROCO
 
EL PRIMER RESPONSABLE DEL SEMINARIO MENOR AMBIENTAL ES EL OBISPO, QUIEN ESTÁ LLAMADO A ANIMAR, EN PRIMERA PERSONA LAS VOCACIONES PRESBITERALES Y LOS DIFERENTES CARISMAS Y VOCACIONES EN LA IGLESIA. FIGURA IMPORTANTE ES TAMBIÉN LA DEL RECTOR, QUIEN ACTÚA COMO PADRE DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA DEL SEMINARIO, A ÉL COMPETE COORDINAR TODO EL PROCESO DE LA INSTITUCIÓN, ANIMAR LA CREACIÓN DE LOS PEQUEÑOS SEMINARIOS EN LAS PARROQUIAS, COORDINAR DIFERENTES ACTIVIDADES DE FORMACIÓN, CONOCER LA HISTORIA PERSONAL Y FAMILIAR DE LOS MIEMBROS DE LA INSTITUCIÓN Y PRESENTARLOS CUANDO SEA SU MOMENTO.

JUNTO AL RECTOR DEL SEMINARIO SE ENCUENTRA LA PASTORAL Vocacional del V.A.P. a quienes compete organizar juntamente con el Rector las diferentes actividades.

Finalmente está el Párroco, quien son los formadores más cercanos de los Seminaristas menores, ellos deben velar por las reuniones parroquiales para que se realicen con periocidad; deben conocer la vida familiar, escolar, laboral, eclesial, personal del seminarista y rendir los informes pertinentes al Rector del Seminario Ambiental.
 

¿Porqué se llama ambiental?

Se llama así porque ofrece una formación previa al Seminario Mayor sin sacar a los niños y jóvenes de su ambiente.

 

¿Cuáles son esos ambientes?

La familia: No sacar a los muchachos de su propio ambiente exige reconocer la responsabilidad particular que tiene la familia en el acompañamiento de los hijos que sienten en su interior el deseo de seguir más de cerca a Jesús

La Parroquia: junto con las familias, es la Parroquia, como comunidad cristiana, la clave del Seminario Ambiental, pues la vocación surge en una experiencia de comunidad y genera un compromiso en comunidad eclesial.

El colegio: en continuidad y en sintonía con la labor de la familia y de la comunidad parroquial, está el colegio, que con su propuesta cultural es capaz de iluminar la dimensión vocacional como valor propio y fundamental de la persona humana.

 

PROCESO DE FORMACIÓN INTEGRAL

Dimensión humana comunitaria


Sin una adecuada formación humana la formación hacia el sacerdocio, estaría privada de su fundamento necesario, pues el joven vocacionado, debe procurar en la medida de lo posible la perfección humana de Jesús.

Dimensión espiritual

La formación humana se abre y se completa en la formación espiritual, pues: “el hombre posee un corazón inquieto hasta que no descanse en Dios.”San Agustín”

Dimensión intelectual

El seminarista menor, es ante todo un creyente, debe aprender y experimentar que la fe creída y la fe vivida son dos momentos de un mismo acto.

Dimensión pastoral

Una pastoral vocacional auténtica no se cansara jamás de llevar a su los niños y jóvenes al compromiso, al significado del servicio gratuito, al valor del sacrificio, a la donación incondicionada de sí mismo.

El seminario Menor Ambiental no le interesa tanto elevar el nivel cuantitativo de las vocaciones, cuanto prestar un servicio de formación inicial de aquellos que parecen haber sido elegidos por el Padre, para el seguimiento de su Hijo en la vida sacerdotal, de manera que cuando les llegue el momento de tomar decisiones, posean suficientes elementos de juicio

El Seminario Menor Ambiental quiere ser uno de esos mediadores de la llamada vocacional. Una de esas realidades visibles de la Iglesia que en actitud de servicio, buscar despertar aquellas vocaciones que como la de Samuel, todavía no se han hecho lo suficientemente conscientes de la voz del Señor (1Sam 3); sostener y desarrollar aquellas que desde el comienzo y con valentía han dado un “si” generoso como María la Madre del Señor (Lc1,38); dar coraje a aquellas que, como la de Jonás, aún siendo auténticas tiene miedo de obedecer a Dios (Jon.1,1-3) y finalmente, como lo hizo Jesús con sus discípulos .

 
VIDEO DE PRESENTACIÓN

Facebook: Seminario Menor San Francisco Javier